La mulata de Córdoba

Como les prometí en mi artículo de la Plaza Santo Domingo, les entrego la leyenda de La Mulata de Córdoba, hecho sucedido en el edificio de la Santa Inquisición.

palacio-de-la-inquisicion-1-bicitando-ciudad-de-mexico-city

——

… Hace muchísimos años, poco más de dos siglos, en ésa maravillosa ciudad de Córdoba vivió una joven de una belleza inusual, que arrancaba suspiros a los jóvenes que la observaban con embeleso cada vez que tenían la suerte de toparse con ella en las calles de ésa ciudad veracruzana.

La gente no sabía nada acerca de los orígenes de ésa extraordinaria y sobrenatural belleza.

Desconocían su procedencia; no sabían de su familia.

Lo único que sabían, era que nunca envejecía y que le llamaban “La Mulata”.

Todos pensaban, por el hecho de su inexplicable y perpetua juventud, que la mulata era una bruja; además todos los días después de la medianoche, a través de las rendijas de las puertas y ventanas de su casa observaban los pueblerinos tremendos resplandores, por lo que el consenso general era que tenía pacto con el diablo.

Algunos otros, aseguraban que la veían volar entre los tejados, dejando ver las siluetas que se recortaban sobre los mismos, sus hermosísimas formas de mujer; en sus ojos se podía observar la maldad del diablo mostrando una sonrisa hipnótica, forjada por unos carnosos y cálidos labios rojos y dientes como la nieve.

Cuando aparecía por la ciudad, los jóvenes quedaban atrapados en la jaula de la pasión, prendados de ella irremediablemente y disputándose el corazón de tan bella dama.

Pero a nadie correspondía con su amor. A todos desdeñaba. Y por eso la creencia de que el dueño de todos sus encantos era el señor de las tinieblas.

Se decía que tenía el poder de aparecer en dos lugares a la vez, y llegó a saberse que en un mismo día, se le vio al mismo tiempo en Córdova y en la Ciudad de México.

Su fama como hechicera era grande y pronto se popularizó entre la población mayormente femenina que le solicitaba “favores” y “milagros” y a todas y todos dejaba contentos y satisfechos.

En toda la Nueva España se hablaba de ella.

Un día se supo en la Ciudad de México, de su arresto a manos de la Santa Inquisición y que desde la Villa de Córdoba había sido traída a las sombrías cárceles del Santo Oficio. La noticia circuló por la ciudad como reguero de pólvora, la gente que se juntaba a diario para realizar sus compras en el Parián (mercado ubicado en ésa época en el Zócalo ) platicaba con efusiva emoción el acontecimiento.

Pasó el tiempo y parecía que la gente se había olvidado de la mulata, cuando corrió la noticia de su fuga.

Cómo fué?

Se dice que…

El carcelero penetró en el inmundo calabozo de la hermosa mujer y se quedó pasmado cuando en una de las paredes del mismo, observó un navío dibujado con carbón por la mulata, la que le preguntó irónicamente:

-¿Qué es lo que le falta a ese navío?

-A éste magnífico barco únicamente le falta que navegue. Dijo el carcelero…

– Pues si la voluntad de su merced es que navegue, navegará muy lejos…

-¡Pues demuéstralo!

Y ligera saltó al navío, y éste, lento al principio, y después apresurado y a toda vela, desapareció con la hermosísima mujer por una de las esquinas del calabozo.

El carcelero quedose inmóvil, con ojos desorbitados, con los cabellos de punta y la boca abierta.

A los pocos días enloqueció.

Y la noticia de la fuga, no dejó descansar a la población durante un buen tiempo a lo largo y ancho de la Nueva España.

—–

palacio-de-la-inquisicion-2-bicitando-ciudad-de-mexico-city

Hasta la vista amigos.

Adaptación JC Cavallero/Sep 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: