Barrio Chino y Calle de Dolores, D.F. (Visita y Semblanza)

Hola amigos. Espero que se encuentren bien y con salud; y que hayan participado en el Maratón de la Ciudad de México el pasado 25 de Agosto.

Por nuestra parte, nosotros nos montamos en nuestras bicis; llegamos a la altura de la Glorieta de la Palma y en ése punto, iban punteando la carrera -de poniente a oriente sobre Reforma- los atletas de Africa; encaminándonos luego hacia el Centro Histórico a desayunar en el Víps de Madero (ya nos tocaba el descuento del 50% con la tarjeta Víps)

Platicábamos en el restaurante , acerca de las artesanías poblanas como la Talavera, y recordábamos a “La China Poblana”.

barrio-chino-1-bicitando-ciudad-de-mexico-mexico-city

Algunos dicen que era una pueblerina en la India; otros que era una princesa de un gran Mongol, pero en fin, el chiste es que su manera de vestir muy colorida cuando vivió en Puebla – por el año de 1620 – la adoptó la población, conservándola en su memoria después de muerta e imitándola en el vestir, naciendo a partir de ése momento el “Traje de China Poblana”

-Ojalá y más adelante me de algún tiempo para platicarles sobre la Nao de China y sus viajes por el Pacífico entre Oriente y Acapulco-

Fué por ésa razón, que decidimos visitar el Barrio Chino en la calle de Dolores, a una cuadra de Av. Juárez sobre Dolores hacia el sur.

Ése Barrio Chino que estaba destinado a fraguarse desde que los barcos venidos de Oriente desembarcaban en Mazatlán, Ensenada, Guaymas procedentes de Cantón y Hong Kong desde finales del S XIX y principios del S XX dejando inmigrantes chinos y que más bien venían con el propósito de llegar a trabajar y asentarse en la alta California.

Anteriormente desde el Siglo XVI habían entrado chinos al país pero en cantidades menores a través de la Nao ya que el objetivo era el comercio más que la inmigración.

barrio-chino-2-bicitando-ciudad-de-mexico-mexico-city

Es muy posible que el primer barrio Chino que existió en nuestro país, haya sido “La Chinesca” en la ciudad de Mexicali.

Los chinos, trajeron con ellos, sus costumbres, manifestaciones culturales y gastronómicas, legado que los mexicanos ya lo vemos también como parte de nuestra historia; siendo en la época Post-Revolucionaria perseguidos por la mentalidad racista que imperaba en ésos momentos.

Las primeras rutas del narcotráfico se iniciaron debido a los cargamentos del Opio que los chinos introducían por Mazatlán, Sinaloa, y en donde encontraron buen clima para la siembra de la planta; marcando esto, el inicio de las primeras rutas hacia los Estados Unidos.

En 1907 se corrió la voz de que las mexicanas que se casaran con un chino, merecían una “Paliza Soberana”

En fin, no dejamos de disfrutar del Chop Suey; Arroz Frito; Chow Mein; Carnitas Rojas; Chun Cun; Rollo de Huevo, etc.

Pues en ésa calle de Dolores, muy antigua y de las únicas que no a cambiado su nombre desde su inicio, vas a encontrar un ambiente muy agradable con buenos restaurantes con sillas y sombrillas sobre la calle ya que es peatonal, que hacen un espacio muy agradable para el solaz, el descanso y el esparcimiento rodeado de un ambiente único y particular; además si buscas algún artículo místico o decorativo oriental, aquí lo puedes encontrar.

barrio-chino-4-bicitando-ciudad-de-mexico-city

En la época de los sesentas – yo lo recuerdo porque mi padre trabajaba en Pemex, cuyas oficinas estaban en esa zona- era una circunscripción carente de vida; era una zona de clandestinidad; de tráfico y consumo de opio que llegaba de Sinaloa y en la que brillaba por su ausencia el colorido y la decoración que actualmente tiene.

En los momentos en que les narraba esto, llegó a mi mente un libro que leí hace algunos años y lo desempolvé para citarte un párrafo para que veas en donde andaban ya los Orientales a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX.

Es un extracto de las memorias del Marqués de Bradomín ( las Sonatas de Ramón del Valle-Inclán ) en donde relata el ambiente de La Feria de Grijalva en Veracruz:

“…a la sombra de los cocoteros, la gente bebía y cantaba con ruidoso jaleo de olés y palmadas. Reía el vino en las copas y la guitarra española sultana de las fiestas, lloraba sus celos moriscos y sus amores con la blanca luna…Los asiáticos, mercaderes chinos y japoneses pasaban estrujados en el ardiente torbellino de la feria, siempre lacios, siempre mustios, sin que un estremecimiento alegre recorriese su trenza. Amarillentos como figuras de cera, arrastraban sus chinelas entre el negro gentío, pregonando con femeniles voces abanicos de sándalo y bastones de carey…”

También te quiero recomendar un thriller muy bueno escrito por Rafael Bernal que se escenifica precisamente en el barrio chino en los sesentas, del género Narrativa Policiaca Mexicana del grupo editorial Planeta y que se llama “El Complot Mongol” y en el que te vas a dar una mejor idea del barrio.

barrio-chino-3-bicitando-ciudad-de-mexico-city

En realidad es un paseo cómodo porque es una sola calle con un callejón de Las Damas ansioso y pleno de misterios y que en algún momento sirvió para encubrir grandes debilidades humanas.

Espero que hayas disfrutado la lectura

Recuerda que al igual que los automovilistas, no debes de manejar cansado tu bici ,ni alcoholizado, ya que te restan capacidad de reacción.

Crónica y redacción JC Cavallero / Agosto 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: