Calle República de Uruguay (semblanzas)

Éste último fin de semana 23 de junio, nos avocamos a visitar la calle de República de Uruguay, otra de las hermosas calles que integran el Centro Histórico de la Ciudad de México. Después de nuestro recorrido en bici – generalmente iniciamos nuestros recorridos entre 8:00 y 8:30 – sometimos a votación – de dos – el lugar en donde desayunaríamos, y elegimos el Restaurant “Uruguay“, entre Eje Central y Bolívar, un lugar muy agradable en el que degustamos unos deliciosos huaraches en “paquete”; el huarache “granjero” con huevo y el huarache “Madero” con bistec y huevo ( mexican style food ) muy recomendables. Es un lugar tranquilo e ideal para ver el futbol, por sus pantallas. ( a ver si me descuelgo el domingo 30 de junio para ver la final  Brasil-España de la copa Confederaciones).

calle-republica-de-uruguay-6-bicitando-ciudad-de-mexico-city

En fin, en el transcurso del desayuno comentábamos acerca de las atracciones que habíamos conocido durante el recorrido, y nos imaginamos en un recorrido en bici con las personas famosas que vivieron en épocas pasadas en la calle de Rep. de Uruguay, como: Simón Bolívar, general y estadista venezolano nacido en Caracas proclamado como el “Libertador de América” ; Alexander Von Humbolt , geógrafo, naturalista, viajero infatigable (especialmente América); el conquistador Francisco Olvera ; Don Juan Manuel de Sotomayor (conocido por Solórzano) y el Conde De la Torre de Cossío que habitaron la misma casa. (casi no pido nada verdad?-soñar no cuesta)

Pensábamos, que antes que nada los llevaríamos a la “Plaza Comercial Capuchinas“, para un cambio de look.

Nos los imaginamos a todos en sus bicis – retro, llevándonos a un inimaginable y asombroso recorrido histórico en donde cada uno de ellos por turnos, iban tomando parte activa en la descripción verbal de sus épocas , costumbres, hechos, y datos curiosos de sus vidas.

calle-republica-de-uruguay-7-bicitando-ciudad-de-mexico-city

Durante nuestro ficticio recorrido,  Quizás Von Humbolt nos sacara de la duda respecto a quien fue el autor original de la frase “La Ciudad de los Palacios” refiriéndose a la Ciudad de México (por su soberbia arquitectura), ya que existe la controversia con quienes dicen que fue el inglés Charles Joseph Latrobe. Además nos daría una semblanza a su manera, tan efusiva y positiva de nuestro querido México, que él tanto amó; así como de lo que lo motivó a escribir su libro “Viajes a las regiones equinocciales del nuevo continente”.

calle-republica-de-uruguay-9-bicitando-ciudad-de-mexico-city

Por su parte pudiera ser que  Simón Bolívar nos explicara porqué vino a México a Hablar de sus propósitos, pensamientos y planes libertarios – fundamentados en Rousseau y los enciclopedistas franceses – para terminar con el yugo español en América, en la mismísima cueva del lobo, lo que provocó su expulsión de la República Mexicana por habérsele considerado como persona incómoda; aunque lo llevado a cabo por él en América posteriormente, es en verdad una acción extraordinaria digna de glorificarse; o quizás nos diera sus impresiones sobre la España en donde estudió y a la vez de Napoleón Bonaparte, al que conoció.

Don Francisco Olvera quizás nos tendría como a los niños cuando ven en la pantalla de cine a Harry Potter, describiéndonos a la gran Tenochtitlán y los acontecimientos durante la conquista.

Y Don Juan y el Conde de Cossío con sus tablas en sociedad y siendo colonos distinguidos con credencial de  “vecinos vigilantes” nos pondrían al tanto de los comportamientos sociales de sus épocas; además Don Juan Manuel nos tendría embelesados y aterrorizados con los detalles de sus crímenes por celos – los que les contaré en próximo artículo – los que le dieron el nombre de “Calle de Don Juan Manuel” en aquellas épocas, a un tramo de la calle llamada hoy “República de Uruguay”.

A éstas alturas ya estaríamos con la piel “chinita”

Después de ésas pláticas tan ilustrativas, mi mujercita y un servidor, participaríamos en la maravillosa tarea de poner al tanto a nuestros invitados de los acontecimientos y adelantos más importantes, tecnológicos, urbanísticos, políticos y sociales, de éstas últimas épocas, ayudados por nuestra “Laptop” – esperando que no se desmayaran – degustando un delicioso corte de carne en el restaurant argentino “La esquina del pibe“, inmueble ubicado en esquina con la calle Bolívar, que fué la casa de los Marqueses de Uluapa, y en la que se hospedó “El Libertador” Simón Bolívar durante su estancia en México en el año de 1799.

calle-republica-de-uruguay-3-bicitando-ciudad-de-mexico-city

Caminaríamos para bajar la comida e iríamos por unos mazapanes “Toledo” – nos habríamos reservado el postre – que degustaríamos en el “Café Emir” en un extraordinario ambiente creado por el fabuloso edificio estilo Mudéjar con sus arcos característicos de Ojiva y entrelazados ( tipo mezquita ) mientras seguimos intercambiando impresiones y nuestros invitados disfrutan de unos aromáticos puros que previamente habríamos comprado en “El Paraíso del Fumador“.( yo creo que sí harían una excepción para fumar en el local )

Ya entrada la tarde-noche – con ésto del horario de verano tendrían nuestros amigos que ajustar sus relojes – los hospedaríamos en las “Hampton Inn Suites” by Hilton, que fué el  ex monasterio de San Agustín en el siglo XVIII, con un extraordinario decorado mudéjar en fachadas y un vitral interior exquisito, ubicado en la esquina con 5 de Febrero, para que tomaran una ducha, y descansaran de tan largo viaje; por la noche regresaríamos con ellos para cenar en el restaurant “Fisher´s” y disfrutar de una vista incomparable en la terraza del hotel, con un vinito en la mano y un tentenpié de Garabato´s.

calle-republica-de-uruguay-8-bicitando-ciudad-de-mexico-city

Más tarde, ya en sus habitaciones, éstos hombres, probarían las mieles de la modernidad con las pantallas de plasma, los Alka- seltzers, las aspirinas, el servicio al cuarto y las modernidades del látex ( con el debido respeto ).

Bueno amigos, después de éste hermoso sueño – quién sabe qué tenía el café del restaurant “Uruguay” pero gracias – me despido, esperando que les haya gustado el artículo.( fué para salirnos un poco de la rutina)

Todos los lugares que menciono se encuentran sobre la calle de Uruguay. En próximo artículo les entregaré el recorrido.

Recuerda revisar con frecuencia los frenos de tu bicicleta.

Crónica y redacción JC Cavallëro/junio 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: