Leyenda Calle de Regina (panecillos maravillosos)

En ésta ocasión te presento una leyenda de la calle de Regina que me había faltado entregarte, esperando que sea de tu agrado:

Pan Regina Coeli

PANECILLOS MARAVILLOSOS

Tradición de la calle de Regina, aun ahora llamada así.

Las monjitas de Regina Coeli -blancura, candor, apacible suavidad- tenían como cosa especial de su convento un jigote de natas, una portentosa leche de obispo, unas yemitas acarameladas, unos rechinosos chongos, unas magníficas aleluyas de piñón, una boca de dama, unos rosquetitos de mantequilla, unos cabellos de ángel, unos excelentísimos huevos megidos, un translúcido uvate, una resplandeciente copa de oro, fuera de toda ponderación, y unas tortitas reales que naufragaban de modo onsigne en almíbar…

…Los criados de las casas principales estaban todo el día llamando en el torno para pedir, a nombre de sus amos, de estas cosas imponderables; estas buenas madres vendían unos panecillos que llamaban de Santa Teresa, y que no sólo eran útiles para confortar a los enfermos, sino que los aliviaban de sus males más tenaces. No únicamente cuando había calamidad de peste, sino aún a diario era casi como un tumulto a las puertas del convento para adquirir de esos ponderados panecillos, que tanto bien hacían…

…Doña María de Poblete, mujer devota, había dado de esos panecillos eficaces a su marido, Juan de Rivera, y aùn con ser ellos tan portentosos, no lograba que saliera de la enfermedad que lo tenía postrado…

…Le dieron a Don Juan en abundancia jarabes preparativos para que evacuara la flema o el hunor pituitoso; vomitorios para que trasbocara el humor colérico y el melancólico; le pusieron defensivos para refrescarle el hígado de la destemplanza caliente…

…Doña María de Poblete estaba ya muy afligida y desesperada. Pero esta piadosa señora tuvo la genial inspiración de moler un panecillo de los de Santa Teresa, y echó el polvo en un jarro con agua que revolvió con una cuchara para darle eso a su marido, que ya estaba casi en las últimas; pero ¡oh, prodigio, oh, cosa estupenda y singular! cuando menos acordó doña María ya no halló ningunos polvos en el jarro, sino que había en él un panecillo entero, tierno y dorado. Al día siguiente volvió a hacer la misma operación y, ¡caramba, que maravilla! encontró otro panecillo con la dulce imagen de Santa Teresa, también fragante y calientito, como si acabara de salir del horno conventual…

…Ante aquella cosa singular que hacia doña María de Poblete, quien sacaba siempre un panecillo completo del jarro en el que sólo había puesto agua clara y los pedazos de otro panecillo, reducidos a  polvo en un almirez y ante la vista de todos; y nadie sabía qué decir, porque aquello traspasaba todo entendimiento y maravilla. Este suceso corrió acelerado por la ciudad…

…Un  día, un religioso carmelita, no convencido de este raro prodigio, llevó un panecillo de Santa Teresa, dividido en tres pedazos; lo entregó a doña María, sonriendo con incredulidad, y apenas lo tomó cuando quedó entero como si jamás lo hubiesen partido, y el reverendo fraile casi azotó contra el suelo de la sorpresa recibida, y él y todos los que allí estaban besaron a la señora las manos con mucha reverencia…

…¡Pobrecitas monjas de Regina, que afligidas y tristes estaban! Ya con aquella numerosa abundancia de panes que sacaba de su jarro doña María de Poblete, ellas, celestes criaturas, no vendían los suyos a las buenas almas que antes se los compraban, aunque también tenían tanta virtud y eficacia como los de doña María para sanar a los enfermos, el señor Obispo-virrey ordenó que se levantara un auto que dice así:

“Caso y suceso de la reintegración de los panecillos de Santa Teresa: conviene saber que, molidos los panecillos dichos y echados en vn jarro de agua, todo por mano de doña María de Poblete, persona de sumo recogimiento, hermana de dicho señor Deán, en breve tiempo se vnen y consolidan aquellos polbos,, volviéndose a la misma forma de panecillos que tenían antes de molerse con la mesma hechura y la imagen de la Santa que en sv primera forma fueron hechos y sellados, es, y ha sido sobrenatural y milagroso, y permitimos y damos licencia que como milagro se pueda publicar y predicar para que Dios Nuestro Señor sea también por esa causa glorificado y cresca en sus fieles la devoción y culto de su Gloriosa Santa Theresa de Iesvs.”

…La ciudad entera, con gran regocijo, celebró la declaración del milagro. Los campanarios de  México se echaron a vuelo con largos y alborozados repiques…

…Pero el milagro de los panes llegó hasta lo indecible, traspasó todo entendimiento y maravilla al dar fin las ceremonias y festejos de la ciudad…

…Ya no eran necesario ni polvos ni agua para producir panecillos; nada más ponía la buena de la Poblete su mano gordezuela sobre el jarro, y a poco allí estaba listo un oloroso panecillo y en el fondo quedaba como residuo una cantidad de polvo de pan igual a la que antes se echaba para producirlo completo…

…Después de cuarenta años largos de hacer a diario panes prodigiosos, falleció doña María de Poblete el año de 1687…

…Sepultaron en la capilla de San Felipe de Jesús, en la Catedral, a la milagrosa panadera, “con esperanzas firmes de que goza su alma de gloria”. Ojalá que así sea. ¿Y la santa y temida Inquisición, qué hizo ante los extraños prodigios de doña María Poblete? Pues no chistó, ni pauló, ni maulló. Esto fue aun más extraño y estupendo.

Espero que te haya gustado como a mí, y  me despido con un fuerte abrazo.

Extracto exiguo y sucinto del libro “Historia y Tradiciones y Leyendas de calles de México” de Artemio de Valle-Arizpe

Te recomiendo, si no practicas el ciclismo urbano con frecuencia, ejercitar tu cuello con ejercicios específicos, ya que las lesiones por el constante giro del mismo para voltear a los lados, son muy frecuentes.(puedes asesorarte con un ortopedista) 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: