Calle de Regina (semblanzas)

Antes que nada mis amigos, los saludo, y les deseo bienestar a ustedes y a los suyos. Espero que les haya gustado la serie de artículos de Donceles.

Ésta vez vamos a concretarnos en la calle de Regina , a la que le  pasó lo que a la calle de Donceles, con su variedad multicultural y comercial, aunque arquitectónicamente sus construcciones fueron de menor calidad tendiendo a ser una zona hacia el sur en mayor proporción destinada a habitación, en donde la gente con un poco más de aspiraciones -la recién creada clase media a principios del siglo XX  – profesionistas,empleados de oficina, secretarias, etc ,  pensaban salir adelante; procuraban cuidar más de su persona; se interesaban por formar una familia y en pocas palabras, progresar en la vida de forma honesta y moral , no siendo así en el norte y oriente de la ciudad (con sus excepciones).

Calle-de-Regina-bicitando1

Hacia el poniente, seguía creciendo la “Ciudad de los Palacios” con sus palacetes y nuevas colonias para la llamada “gente bien”

Como pasó con la calle de Donceles, por ser parte de los márgenes urbanos de sus épocas, la calle de Regina, terminaría por ser uno de los centros de ostentación en lo referente al cuerpo y sus placeres.

En 1912 ya existía la nueva zona de tolerancia del barrio de Niño Perdido, ubicado en las calles de Cuauhtemotzin (actualmente Fray Servando), Niño Perdido (actualmente Eje Central), Netzahualcóyotl y 5 de febrero, lo que permitió el crecimiento de la Av. San Juan de Letrán (Eje Central).

San Juan de Letrán fué el eje que unía el norte con el sur, desde Garibaldi al Salto del Agua, siendo la plaza de las Vizcaínas un centro de completa relajación moral y zona de liberalidad total de los instintos humanos durante la primera mitad del siglo XX, en donde se llegó al auge prostibulario y prosperó la vida nocturna del llamado “Barrio Latino” parodia del de París.

En un principio, el Colegio de las Vizcaìnas, fuè idea de tres grandes hombres, comerciantes acaudalados – Ambrosio Meave, Francisco Echeveste y Manuel Aldaco (si te das cuenta, son las calles que rodean a las Vizcaìnas) – que se preocuparon por ayudar a la sociedad, fundando un Asilo de caràcter  voluntario para mujeres de la vida fàcil – habrìa que estar en su situaciòn para ver si es tan fàcil – y doncellas, en donde señoras de edad les enseñaban las labores propias de su sexo, aceptadas por la sociedad de la època, ademàs de inculcarles el amor al trabajo honesto, alejàndolas de la vida ociosa. El colegio es abierto en el año de 1766 como “Colegio San Ignacio de Loyola”

La Corregidora, Doña Josefa Ortíz de Domínguez se educó en el Colegio de las Vizcaínas.

Bueno, en fin ya me estoy metiendo a otro tema, pero era necesario para entender la influencia de la zona sobre la calle de Regina.

A lo largo de todo el activo Eje Central, en las esquinas que formaba con Donceles, Tacuba, 5 de Mayo, Madero, 16 de Septiembre, Independencia, Venustiano Carranza, Uruguay, hasta llegar al Salto del Agua, se veía desfilar , comprar y vender amor, de una manera exagerada, no faltando -sin ofender a nadie- el  homosexualismo y el trasvestismo.

Calle-de-Regina-Bicitando3

Entonces, desembocando la calle de Regina con el nombre de  Echeveste, en la calle de Aldaco , a unos pasos de la plaza de las Vizcaínas, ésa parte de el oriente de San Juan de Letrán era refugio de la prostitución y el vicio clandestinos; una zona roja, que por supuesto, era para la plebe, la peluza ó para el que quisiera emociones fuertes y pasear un rato en cafés y bares de mala muerte en donde la gente mayormente bohemia de la época se daba cita, y a donde asistía gente famosa del medio artístico, poetas y escritores.

A diferencia de la zona de Donceles, ésta zona no era tanto para profesionistas, intelectuales o amantes de la cultura, ya que carecía de teatros -a excepción del Teatro Hidalgo (en alguna època)-, librerías ó la cantidad de intercambio comercial del norte, pero sì cuenta con una construcción magnífica como lo es el ex convento de Regina Coeli del siglo XIX, que actualmente funge como “Fundación Concepción Béistegui IAP“, y el Templo de Regina Coeli construído en 1573 como monasterio y el que se fundó como Iglesia en 1773.

En los últimos años de la primera década del siglo XXI, ésta calle se encontraba en un estado desastrozo, y se emprendió una tarea de Reconstrucción del Centro Histórico por parte del Gobierno de la Ciudad.

Todo lo anterior quedó en historia, una historia de la que formamos parte, que no debemos de olvidar y que debemos de querer y apreciar, ya que fué pieza clave del motor que nos llevó hacia la modernidad.

Calle-de-Regina Bicitando2

Actualmente, podemos pasear por esa hermosa e histórica calle y darle rienda suelta a nuestras nostalgias y añoranzas, en alguno de los cafés que existen a lo largo de la calle; tomar un buen desayuno, unos tacos de barbacoa u hospedarnos una noche om màs, en el “Hostal Centro Histórico Regina” en la esquina con 5 de Febrero para dejar volar tu imaginación al caminar o pedalear en la noche en tu bici ó dejar que la almohada, ya en tus sueños, te transporte como una alfombra mágica, a las épocas de la obscura y maravillosa gloria de ésta zona.

Después de la rehabilitación de vecindades, edificios, iluminación, infraestructura, limpieza y ornamentación de fachadas, ordenamiento del comercio, así como la peatonalización de la calle, se convirtió en una zona de paseo y diversión familiar muy apropiada para la convivencia y regeneración del tejido social.

Algún intento hubo en la administración del “Regente de Hierro” (Jefe de la ciudad) Lic. Ernesto P. Uruchurtu en el período 1952 a 1966, para lograr el reordenamiento de la ciudad y la erradicación de los lugares de  vicio, prostitución y pornografía, entre otras cosas.

Déjame te cuento que a mí sí me pegó la política de Uruchurtu, porque a la edad de 13 años (1965), descubrí ése maravilloso texto – no de educación pública, que también los leía – que exaltaba la belleza femenina, que llamaban Playboy y que yo lo pedía como “Playball” – ten en cuenta que no tenìa nada de experiencia y sòlo hablaba mi dialecto natal –  en el puesto de periódicos – cuando no habìa operativo para confiscar los preciados textos –  de la esq de Av Universidad y Eje Central ( y sí me entendía mi proveedor). Para mí a ésa edad fue como para Neil Armstrong haber pisado la luna “un pequeño paso para un niño, pero un paso enorme para la formación masculina” y no en módulo lunar sino en bicicleta. En lo que me gastaba mis semanas no?

Calle-de-Regina-Bicitando4

Y bueno continùo con otra cosa porque ya me regañò mi amorcito azucarado que sabe a bombòn.

A principios de los 70´s todavía quedaban algunos antros (lupanares) sobre San Juan de Letrán, como el llamado Siglo XX al que algunas veces asistí en la adolescencia, y en el que las chicas me trataron muy bien. Un saludo a ésas maravillas formativas que nos tratan de evitar nuestros padres pero que a fin de cuentas cooperan a nuestra formación; fuente de formación que siempre queda en el anonimato. La prueba de que fue buena instrucción es que siempre le decían las amistades a mi madre: … ¡qué hijo tan bien educado tienes!.

Como lo atestigua Salvador Novo en sus crònicas: la capital consumó entre los años 50’s y 60’s del siglo XX, el abandono del centro histórico de la Ciudad de México y empezó a prosperar la vida nocturna en la Av. Insurgentes en especial ése lugar llamado por José Luis Cuevas “Zona Rosa” – de la que ya les he hablado en anteriores artículos – como un  brazo que se extiende para dar la bienvenida a los amantes de la noche en un refugio de alto cosmopolitismo.

Bueno amigos yo me despido porque nos vamos a desayunar al “Hostal Centro Històrico Regina” y esperen el próximo artículo de la calle de Regina

Recuerda pedalear tu bicicleta con responsabilidad, confianza  y amabilidad.

Crónica y redacción JC Cavallëro / Junio 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: