Una buena labor por nuestra Metrópoli por parte del municipio de Naucalpan

Mi rayito de Luna y yo, somos amantes  incondicionales  de la bicicleta desde que la volvimos a tomar en el 2008, y aunque de niños habíamos disfrutado de ella, el subirnos nuevamente a la bici después de 40 años fué una experiencia maravillosa.

En estos últimos años, en nuestros paseos por la ciudad, nos hemos vuelto muy admiradores del entorno citadino, y una de las cosas que siempre habíamos comentado, es la necesidad imperiosa e impostergable de educar a la sociedad por parte de nuestros gobernantes- ni modo, si no se educan en la familia – en el sentido de la limpieza de nuestra ciudad.

Desde que empezamos a realizar nuestros recorridos al centro de la ciudad y alrededores , tenemos que cruzar parte del Estado de México y el Distrito Federal para llegar al centro de la ciudad e integrarnos al recorrido ciclista de los domingos, unirnos al ciclotón de fin de mes ó pedalear en forma independiente por esta maravillosa metrópoli ( Estado de México y Distrito Federal ). Y nos hemos llevado sorpresas muy desagradables en el sentido de la disposición de la basura por parte de la ciudadanía cuando transita por la ciudad. Parques, calles, banquetas, monumentos históricos y hasta los templos como el de San Hipólito ( San Judas Tadeo ) en el centro, no se salvan de la falta de moral y civilidad de la que adolecen nuestros compatriotas.

Esta falta de cultura, se dá en todos los niveles. En nuestros  paseos, generalmente llegamos al área del circuito Gandhi en Paseo de la Reforma a la altura de  Chapultepec y la mayoría de las veces nos hemos topado con carreras atléticas de 5, 10, 15 Km. que se organizan para ayudar a alguna causa ó simplemente para hacer ejercicio.

El departamento del D.F. tiene a bien apoyar a los corredores con puestos de hidratación a lo largo de los circuitos, pero durante el paso de los corredores van dejando atrás un espectáculo indigno y una imagen denigrante de esta ciudad, ya que en unos cuantos minutos, las calles quedan tapizadas de bolsas o de vasos que se reparten en los diversos puestos de hidratación y que son lanzadas al arroyo vehicular por los cultos deportistas. Estoy de acuerdo en que si eres un corredor profesional y quieres romper un record, te deshagas de tu vaso inmediatamente para aligerar la carga aunque sea unos gramos, pero si solo estás  realizando la carrera con la finalidad de hacer ejercicio o de terminarla, puedes guardar tu vaso en una cangurera y tirarlo al llegar a la meta ó al llegar a tu casa si no hay en donde depositar la basura antes. Además ésta acción le ahorraría a la ciudad parte de tus impuestos ahorrándose la contratación del barrido de las calles, pudiendo utilizar menos gente y derivando el dinero ahorrado en otras acciones.

Algunos me preguntan ¿ y tú que haces ? Bueno, te diré que cuando salimos a nuestro paseo-recorrido-trabajo, cargamos en las mochilas 8 botellas de bebidas rehidratantes además de 1 Kg de plátanos – por los dos – aparte de lo que desayunamos en algún lugar, y no estás tú para saberlo ni yo para contarlo, pero como se ofrece contarlo, te diré que regresamos a casa -si no encontramos algún bote de basura en el camino – con las 8 botellas y las cáscaras de los plátanos a tirarlos en el bote de basura del hogar.

Algunas personas dirán que es exageración, pero nó. Es civilidad.

Ya habíamos visualizado hace algún tiempo, la necesidad imperiosa que existía, de que el gobierno diera una solución a la problemática que nos ocupa, acción que llevó a cabo el gobierno del Estado de México, especialmente en Naucalpan, con la controvertida bolsificación, tendiente a disminuir la cantidad de basura regada por las calles y que provocan insalubridad, contratación de personal para barrer las calles y un aspecto no muy bueno para el turismo y para nosotros mismos.

Leyendo el periódico ECOS, que circula en el Edo Mex – nosotros vivimos en el fracc. San Mateo – dos artículos me dejaron perplejo por las críticas hacia el gobierno del Municipio de Naucalpan por la decisión de los basureros bolsificados recién instalados y quedándome muy claro, que un gobierno no le puede dar gusto a todos y que siempre va a haber detractores de las buenas decisiones que se tomen.

Yo le digo a nuestro municipio que siga adelante, porque la decisión que se tomó para inhibir o minimizar la cantidad de basura que se tira al arroyo vehicular es la adecuada  para poder mantener las calles limpias y ordenadas.

Circulamos mucho en bicicleta por los alrededores de la ENEP Acatlán y hemos comprobado que la cantidad de basura que se genera alrededor de ésa zona es inmensa y que a partir de las medidas tomadas por el municipio la cantidad de basura sobre las vías ha disminuido de manera muy significativa.

Enhorabuena Sr. Presidente Municipal David Sánchez Guevara y me pongo a su disposición para apoyar y cooperar en los próximos proyectos a realizar.

Redacción y opinión JC Cavallëro/Abril 2013

.

Photo Credits 1,2.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: