Zona Rosa ( semblanzas )

Cuando llegué a México a la edad de 11 años -Diciembre de 1963 (un mes después de la muerte de John F. Kennedy)- era la primera vez que veía México. En algún momento en el recorrido de llegada a la Gran Ciudad, como dirían los cronistas de la Nueva España, en la carretera, recuerdo que la pude vislumbrar con un sentimiento de asombro, ya que era de noche y parecía lo más cercano a un mar de luciérnagas que en nada se asemejaba al pueblito que ya desde épocas de la conquista se llamaba Coatzacoalcos. Imagínate como me sentía, porque además no conocía la televisión – el primer programa que vi en la Tele – y eso temiendo que saliera de la pantalla, fué Chabelo, y el hablar por teléfono se me hacía una cosa mágica de otro mundo. Claro que con el pasar de los días  le agarré sabor a la tele y me aficioné al “Teatro Fantástico” de Enrique Alonso, con mi chocolatote y mis cuates del edificio a un lado, Juan y Memo Dergal que me invitaban a cenar un fantástico pan árabe con frijolitos, que nos hacía con mucho cariño su mamá..

zona-rosa-bicitando-ciudad-de-mexico

En ésa década de los 60’s tuvieron lugar infinidad de cambios sociales en la humanidad. Debido a eventos que impactaron en la mentalidad de la sociedad a nivel mundial. Eventos que mencioné ya en alguno de mis anteriores artículos como: la lucha por los derechos civiles de la comunidad negra en los Estados Unidos, la guerra de Vietnam, la época Hippie, etc.

En México en esos años ya llevaba un buen tiempo de existencia la colonia Juárez -en la que está ubicada la Zona Rosa- la que durante los años 20’s hasta mediados de los 70’s tuvo cambios muy significativos: de Colonia residencial a zona comercial, de negocios empresariales, de ocio y esparcimiento, ya que durante esos años, de las familias que la habitaban, muchas vinieron a menos y vendieron, otras fueron exiliadas a Europa y ya no regresaron y las que regresaron fueron vendiendo sus propiedades por necesidad.

Todo lo anterior, derivado a que los cambios sociales y el clima político se daban muy aceleradamente, perdiéndose fortunas inmensas y surgiendo otras -nuevos ricos- en cada cambio de régimen.

Carlos Fuentes en su novela “La Región más Transparente” narra de una familia en el exilio que regresa a su casa en la calle Hamburgo de la colonia Juárez:  Doña Lorenza se dirige a su hijo Joaquín:   Has visto Joaquín, ayer busqué la casa de Genoveva: ahora es pastelería . . .  y la de Rodolfo es un centro social español, y la casa de Hamburgo se fué fraccionando: jardín, salones, planta baja . . .

Lo anterior provocado en gran parte por el abandono del centro histórico y que al término del porfiriato se propuso a la Av. Insurgentes como escenario comercial y en particular la llamada Zona Rosa como ícono del alto cosmopolitismo.

Ese fué el comienzo de la Zona Rosa, que no se llamaba así hasta que la bautizó José Luis Cuevas.

En esa época de los 60’s fué cuando empecé a oir de la Zona Rosa – (yo iba en primaria en el Colegio Williams cuyo lema era “AUT HOMO – AUT NULLUS” y recuerdo con gran cariño a mis profesores Charles R. Williams y Arturo Williams) – ya que los pretendientes y amigas de mis hermanas (en esa época me quedaban 3 hermanas de 5, todas mayores que yo)- las invitaban a la Zona Rosa – no me pregunten que hacían porque no tenía ni idea – lugar al que mi papá no veía con buenos ojos ( imagínate si les rompía sus revistas cosmopolitan ), por lo que se iban como indocumentadas – a escondidas -, mientras yo me quedaba viendo en la tele “Rumbo a lo desconocido”, “Combate” , “Dimensión desconocida”, “Mr.Ed”, “Lassie”, Etc.

Las calles de la Zona Rosa tienen nombres de ciudades europeas, por los constantes viajes que hacían las clases acomodadas de aquella época: Hamburgo, Varsovia, Niza, Londres, etc., como símbolo de estatus.

La Zona Rosa era el refugio habitual del ailurofílico Carlos Monsivais y sus amigos pintores, escultores, músicos, escritores, poetas y actores. (Carlos Fuentes, Elena Poniatovska, Miguel Ángel Granados, Salvador Novo, Marta Lamas, José Luis Cuevas y muchos, muchos más).

En ésa época llegó a ser el centro de moda, elegancia, cultura, new-look ó como diría Monsivais: el lugar de los nuevos “environments”.

Debido a los cambios sociales de la época, la necesidad de transformación de la zona fué cuna de uno de los movimientos más sonados que en los 70’s tuvo su auge: “el movimiento Gay”.

Los hombres mexicanos que en la segunda mitad de los 70’s se  autonombraron como “gays”, enfrentaban la hostilidad de la sociedad, por lo que con el movimiento gay empezaron a proliferar  los bares como espacios en los que los asistentes se pudieran expresar libremente y sin restricciones, y a finales de los 70’s ya existía una buena cantidad de bares gays en la ciudad.

El bar que fué el más famoso en ése tiempo era mixto y elitista. A los hombre y mujeres heterosexuales que asistían de mirones se les llamaba “bugas”.

Como ves, ésto es una breve (brevisisísima) semblanza de la historia de la Zona Rosa, de lo que puedo recordar, ahora convertida en  un espacio cosmopolita y diverso.

A pesar de que en la actualidad los centros comerciales de moda acaparan gran parte de la gente de la ciudad, éste lugar sigue siendo un ícono que se niega a morir con infinidad de atracciones que visitar, como tiendas de antiguedades, centros nocturnos, muy buenos lugares para desayunar, comer o cenar o simplemente ir de shopping y que seguirá siendo un espacio para la diversidad, tolerancia y aceptación entre géneros.

En próximos artículos publicaré mis recorridos por las principales calle de la Zona Rosa y los lugares de interés, así que prepara tu bici.

Hasta la vista baby.

Crónica y redacción /J.C. Cavallëro-Nov-2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: