Corredor peatonal Madero (semblanzas)

Casualmente llegó a mis manos un libro de Tradiciones y Leyendas del México Antiguo, en el que leí una historia  del siglo XIX  protagonizada por el Virrey Francisco Fernández de la Cueva en el que los celos por su esposa llegaron al colmo de que en una reunión de sociedad que se llevó a cabo en la calle de Madero – en ése entonces San Francisco – por motivo de la inauguración de la casa ( ahora Palacio de Iturbide ) del Contador Mayor Francisco de Córdova ,( el pretendiente ) junto al convento de San Francisco, los regalos que el susodicho contador les había hecho a los invitados – ya que tenía mucha lana – y a la Virreyna – el foco de su atención – , ramilletes de plata, flores de rubíes, de topacios y de turquesas, cajitas de oro y plata con deliciosos dulces elaborados por monjas, fueron recogidos y arrojados desde el balcón por el Virrey en persona, hacia la calle de Madero ( no sin antes haberle propinado una paliza al meloso pretendiente ), en donde el gentío con gran alborozo se disputaba los presentes rechazados pensando que eran para ellos. A raíz de ésto, el pueblo se volcó en vítores y aplausos hacia el Virrey.

.

Después de leer lo anterior, me nació la intención de narrarles algo del Corredor Madero, así que tomamos nuestras bicis y lo recorrimos con  la mira puesta en disfrutarlo, y hay les vá un poco de historia.

Madero es una de las calles no sólo en México, sino en el mundo, que hierve y vibra de actividad a toda hora, y es algo que si no lo has vivido, lo tienes que hacer.

Muchas veces vamos al centro en plan de comprar algo en específico ó de negocios, etc. con el tiempo tan medido que no alcanzamos a apreciar realmente lo que existe en nuestro entorno. Una de las mayores preocupaciones y una de las razones por las que la gente no va al centro es el tráfico, por eso te sugiero que ( si no te has animado a turistear en bici)   empieces a usar la bici como una magnífica opción y te divertirás como loco.

Para empezar voy a citarte unas palabras de Fray Tomás Gage, un alegre fraile gozador de la vida (irlandés) del año 1625.

“Es refrán en el país, que en México se hallan cuatro cosas hermosas: las mujeres, los vestidos, los caballos y las calles“.

“No hay calle en ciudad alguna de la cristiandad que se acerque a las de México en limpieza y aseo y mucho menos en la opulencia de las tiendas que las adornan; sobre todo las platerías son dignas de admiración, por las grandes riquezas y exquisitas obras que en ellas se ven.    . . . todo cuanto divierte y deleita los sentidos abunda en la ciudad de México . . .”

Alrededor del año 1772 (112,000 habitantes aprox.) las cuadras que comprende el corredor Madero empezando de poniente (Torre Latinoamericana) a oriente (Zócalo), tenían los siguientes nombres:

  • Primera y segunda cuadra – San Francisco (por el templo de San Francisco)
  • Tercera cuadra – La Profesa (por el Templo de la Profesa)
  • Cuarta y quinta cuadras (llegando al Zócalo) – Plateros (por la concentración de platerías)

El cambio al nombre de Madero, fué en 1914 cuando Francisco Villa entró a la capital y de inmediato le cambió el nombre, ya que era gran admirador de Don Francisco. Se dice que él mismo clavó el nombre en la fachada del edificio la Esmeralda en Madero esq. Isabel La Católica.

Este corredor, es una alegoría de estilos arquitectónicos y de ornamentación (si eres arquitecto ó amante del arte te encantará), así como todo el centro histórico. Los estilos, como verás fueron variando durante los 3 siglos de dominación española: el barroco, el gótico, el churrigueresco y el plateresco, integrándose a éstos más tarde, el clásico, el neoclásico, el art nouveau, el rococó y  el ecléctico.

La abundancia de maderas como el cedro, ébano, oyamel, ciricote y caoba, decoraron con gran pompa y belleza los interiores de las construcciones, así como las puertas y ventanas.

.

Las rejas, barandales, amarres y adornos de hierro forjado le dieron un toque maravillosos y espléndido, además de que la industria de los hierros forjados adquirió una gran importancia en la colonia, tanto por su profusión decorativa como en su calidad artística.

La Iglesia perpetuó los méritos artísticos de los plateros de la época y orfebres, en foma de cálices, candelabros y muchas filigranas más.

En algunas construcciones, en los patios, fachadas, corredores, etc., se distingue la gracia señorial con una mezcla autóctona del azulejo, elemento primordial para la decoración de las residencias y propicio para la contemplación de los patios y sus fuentes. (En artículos subsecuentes nos ocuparemos de la Casa de los Azulejos).

Verás una variedad increíble de Hornacinas, nichos, estatuas, bustos, retablos, columnas, pilas, capiteles, almohadillados, etc.

A finales del siglo XIX  yprincipios del XX, circulaban por ésta calle los carruajes de lujo, como los “victoria”, los “mail coach”, los “charrete”, los “cupé”, los “cabriolet”, etc. tirados por briosos corceles.

La última vez que se vió circular el carruaje en forma oficial fué en diciembre de 1924 por los Grales. Álvaro Obregón y Plutarco E. Calles.

En la esquina de Gante y 16 de Septiembre ( a una cuadra de Madero) se encontraba la “Casa de las Diligencias” en donde los pasajeros esperaban la salida del convoy.

Dicha estación se construyó en parte de lo que era el Jardín del Convento de San Francisco. En la actualidad ésta calle de Gante está convertida en un corredor gastronómico increíble, muy recomendable, ya que hay para todos los gustos y para todas las economías.

A principios del siglo XX en el Paseo de Plateros (Madero) al que todo México Concurría, sobresalían los “lagartijos”, las damas a pie y algunas en elegantes carruajes, los socios del Jockey Club (su sede era la Casa de los Azulejos) que eran la crema de la aristrocacia en la capital a finales del siglo XIX, sentados en el zaguán del edificio, gozando los encantos de las mujeres; en las banquetas y cafés, grupos de literatos, periodistas y políticos en un constante quitarse el sombrero para saludar.

Algunos de los cafés más famosos de la época  eran el “Maison Dore” frente a lo que era el “Hotel Iturbide” ahora “Palacio de Iturbide”;  el “Café la Concordia” enfrente de la Profesa que era el centro de reunión por excelencia y el que fué demolido por aquellas épocas; el “Café del Cazador”, que era parte del Hotel Majestic en Madero 73 y el “Café París” en Gante 21. Todos éstos lugares de reunión y de esparcimiento de la época ya desaparecieron , pero cuando te paseas por  el corredor y das rienda suelta a tu imaginación ( si te lo permites ) te transladas a aquellas épocas con un sentimiento de nostalgia y orgullo.

Para la sociedad de la época era indispensable ir diariamente al paseo Plateros para ser alguien y figurar en el aparador (como diríamos ahora “salir en la foto”). Asistían a los cafés: poetas, literatos, profesionistas, bohemios, artistas, periodistas, políticos, etc.

En el año 1914 tenía sus oficinas la compañía petrolera “Lagartero” en Gante No. 1.

A principios del siglo XX había gran cantidad de distribuidores de autos ( la mayoría se encontraba sobre Av. Juárez ) y ya se veían circular más automóviles que carruajes.

En los años 20’s se organizaban bailes en los altos del extinto “Salón Rojo” (esquina Madero y bolívar). A éstos lugares los llamaban los “Dancing Halls” y era donde se bailaban febrilmente los ritmos de moda como el Fox-Trot, charleston, one-step, danzón y vals.

En próxima ocasión te daré unos tips para recorrer Madero sin perderte sus atracciones actuales.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Corredor peatonal Madero (semblanzas)”
  1. Victoria dice:

    J.C, Cavallerou me pararece muy interesante la forma en como narra lo referente a las calles de la ciudad de Mexico lo felicito. Yo vivo en California y siempre es muy hermoso saber un poco mas de nuestro bello pais.

    • Victoria, te agradezco tu comentario a mi blog y créeme que es un aliciente muy grande tu opinión, para seguir escribiendo artículos acerca de la historia de éste hermoso país con el objetivo de que la gente se interese más por la Historia de México, sus valores y costumbres, en especial los jóvenes. a los que buena falta les hace. Aprovecho la ocasión para agradecerte las atenciones que has tenido con nosotros. Ojalá y tengamos la ocasión pronto de platicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: