Historia de la bici 4

En 1846 un modelo mejorado de la Macmillan, diseñado por un escocés, tomó el nombre de Dalzell y fué muy utilizado en Gran Bretaña.

En 1861 Ernest Michaux decidió dotar de unos pedales a la rueda delantera de una vieja Draisiana. Aunque el descubrimiento fué de suma importancia, tropezó con un grave problema que durante cierto tiempo resultó infranqueable; no había forma de mantener el equilibrio con el movimiento a pedales. Michaux se dió cuenta de que la máquina de dos ruedas sería estable siempre que fuera a una velocidad suficiente; el lento aprendizaje resultó efectivo.

Se reconoce a Michaux como el precursos directo de la bicicleta, aunque se deben citar nombres como Philip Moritz ó Galloux, que construyeron bicicletas a pedales para uso particular. Hay referencias más antiguas halladas en jeroglíficos egipcios en los que se describe a un hombre montado sobre un aparato formado por dos ruedas unidas a un potro. La Michaulina se empezó a producir en serie atrayendo la atención de las clases populares.

Éste modelo se hizo muy popular en Francia. El cuadro y las ruedas se fabricaban en madera. Los neumáticos eran de hierro y los pedales estaban colocados en el cubo de la rueda delantera o del conductor, que era de rodada más alta que la de atrás. En Gran Bretaña ésta máquina se conoció como el quebrantahuesos a causa de las vibaraciones que provocaban el mal estado de las calles ó los adoquines.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: