Estela de Luz (comentarios)

.

El sábado 7 de enero pasado alrededor de las 19:30 hrs, en un paseo nocturno en bicicleta en los alrededores de chapultepec (parque Lincoln; circuito Gandhi) y de mera casualidad nos encontramos con la  muy trillada inauguración de la Estela de Luz que conmemora el Bicentenario de la Indepedencia, la cual se alza imponente precisamente enfrente de la puerta de los leones de la primera sección del bosque de chapultepec, con sus 104 metros de altura y un costo final de 1035 millones de pesos.

Fué un evento grandioso, imponente y hermosísimo, que disfrutamos enormemente todos los que asistimos a dicho espectáculo, a pesar de no haber sido  invitados, aunque costó lo que costó, aunque haya sido el partido en el poder el organizador – y que conste que soy apartidista – , aunque la inauguración haya sido a destiempo, aunque no se hubiera informado del evento, ya que el gobierno actuó como debía ante una ciudadanía con falta de identidad.

.

.

En lo personal, lo siento enormemente por los comentarios tan negativos posteriores al evento, de personas o medios o sociedades o asociaciones etc., detractoras del monumento, ya que ni idea tienen de lo que significa la Patria, el Estado, la Historia y no entienden que todos los países del mundo, tienen la obligación de crear una identidad nacional por medio de sus gobiernos mediante este tipo de íconos tanto para las generaciones actuales como para las futuras, ya que la historia se tiene que preservar, conservar, plasmar, inculcar y recordar y tener presente en todo momento y así enaltecer los valores patrios.

Amigos, si en nuestra casa vamos a ser tan críticos como con nuestro gobierno, discúlpenme pero pobres de nuestras familias, ya que pecaremos de intolerantes, soberbios, egoístas y malagradecidos con la vida.

En cualquier lugar del mundo, en cualquier civilización y en cualquier época se han dado momentos como el que precedió a la finalización de la construcción de la Estela de Luz, habiendo siempre críticas a las decisiones de los gobiernos respecto a invertir parte de los recursos públicos a éste tipo de obras.

Te imaginas París sin su torre?  Nueva York sin su estatua? El DF sin el Ángel? Cd. Satélite sin sus torres? Roma sin su Coliseo y su Capilla Sixtina? Egipto sin sus pirámides? Barcelona sin su Columna a Colón?, Etc,etc,etc,etc,etc.

Si los gobiernos no hubieran impuesto la necesidad de éste tipo de proyectos – ya que para tomar decisiones los elegimos -no existiría ninguna de las maravillas que conocemos. Así que disfruta de tu Estela de Luz y no critiques, que dentro de unos años tus nietos y tus bisnietos se enorgullecerán de ella y ya protestarán por las obras de su tiempo.

.

.

A raíz de los comentarios anteriores, quiero citar un extracto de una ínfima parte de la obra de ALFONSO REYESLiterato; político; filólogo; embajador en varios países; presidente y secretario en infinidad de escuelas en Sudamérica, Europa y México; premio Nacional de Literatura en México; Presidente Delegado en la UNESCO; premio Honoris Causa en distintas universidades del mundo y de México; Presidente Honorario de Alianzas Francesas; infinidad de condecoraciones, títulos y versos, etc. – respecto a la patria:

“La Nación, la Patria, no se confunde del todo con el Estado. El Estado Mexicano, desde la Independencia, ha cambiado varias veces de forma o de constitución. Y siempre ha sido la misma Patria. El respeto a la Patria va acompañado de ese sentimiento que todos llevamos en nuestros corazones y se llama patriotismo: amor a nuestro país, deseo de mejorarlo, confianza en sus futuros destinos.

Este sentimiento debe impulsarnos a hacer por nuestra nación todo lo que podamos, aún en casos en que no nos lo exijan las leyes. Al procurar nuestras legítimas ventajas personales no hemos de perder de vista lo que debemos al país, ni a la sociedad humana en conjunto. Y en caso de conflicto el bien más amplio debe triunfar sobre el bien más particular y limitado.

En ésta división del trabajo que es toda la existencia humana, nuestro primer paso, y a veces el único que podemos dar, en bien de la humanidad en general es servir a la patria. De modo que éste deber no se opone a la solidaridad humana, antes la hace posible y la refuerza.

Debemos conducirnos teniendo en cuenta que los extranjeros juzgarán de todo nuestro pueblo según como a nosotros nos vean portarnos.

La paz es el sumo ideal moral. Pero la paz, como la democracia , sólo puede dar todos sus frutos donde todos la respetan y aman.

La patria es el campo natural donde ejercitamos todos nuestros actos morales en bien de la sociedad y de la especie. Se ha dicho que quien ignora la historia patria es extranjero en su tierra. Puede añadirse que quien ignora el deber patrio es extranjero en la humanidad.”

Lo anterior tomado textualmente de las Obras completas de

 Alfonso Reyes, tomo XX editado por el Fondo de Cultura

Económica en su Cartilla Moral lección IX. Reimpresión 2010.

A propósito de la historia y de la patria les dejo una frase:

“No saber lo que ha sucedido antes de nosotros, es como ser incesantemente niños.”

Marco Tulio Cicerón-Escritor, político y orador romano.

 Se despide tu amigo, deseándote un muy pero muy feliz Año Nuevo.

.

Comentarios de JC.Cavallëro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • CONTACTO

    miciudadenbici@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: